Cargando contenido

Acento CircunflejÔ


Ni nací ni me convertí2011
25
Ene

Ni nací ni me convertí

Ayer varios medios de publicación se hacían eco de un blog de apenas dos semanas de vida titulado “Born gay, born this way” (“Nací gay, nací así”) en el que el autor recopila fotografías de la infancia de personas LGBT anónimas en las que, supuestamente, aparecen denotando su futura orientación sexual y dando a entender que nacieron así. ¿De verdad?

Por Libertad Morán


¡Compártelo!




Si ahora me pusiera a rebuscar en mi álbum de fotos infantil encontraría imágenes de todo tipo. Con vestidos, con pantalones, en bañador (o, debido a la corta edad, sólo con la parte de abajo), muchas con disfraces (a estas alturas no negaré que soy una payasa)… Con todos esos atuendos me sentía cómoda y no recuerdo sentir que me “impusieran” ninguna indumentaria (las faldas sí las abandoné más tarde pero por motivos meramente estéticos; con las piernas que la genética me ha dado le estoy haciendo un favor a la vista de mucha gente, creedme).

Lo que muestra el blog “Nací gay, nací así” es que el gay o la lesbiana lo es desde su más tierna infancia, que no se elige ser gay (por supuesto, hasta ahí estoy de acuerdo) sino que se nace con esa inclinación del mismo modo que otros nacen heterosexuales. Por esta regla de tres y a sabiendas de mi bisexualidad sería lógico pensar que por eso me sentía cómoda con atuendos tanto “femeninos” como “masculinos”.

Sin embargo creo que estamos confundiendo la velocidad con el tocino y la orientación sexual con la identidad de género. Ya mi compañero de columna Carlos G. García (te recuerdo que el término heterochachis me lo inventé yo…) se hacía eco hace un par de semanas sobre el tema: ese eterno debate por el cual si uno es gay o lesbiana obligatoriamente tiene que sentirse identificado con los roles de género del sexo opuesto.

Sucede que un importante porcentaje de la población LGBT responde a estas características: gays afeminados y lesbianas masculinas que, en la mente del hetero de pro se convierten, por arte de birlibirloque, en mujeres frustradas/hombres frustrados (de ahí la pregunta que muchos despistados nos hacen de: “¿Y te quieres operar?”). No, queridos y queridas, ni el gay quiere ser mujer (por mucha pluma que tenga y por mucho uso del femenino que haga al hablar) ni la lesbiana desea interiormente convertirse en un chulo playa (curiosamente y a diferencia de los gays, las mujeres lesbianas y bisexuales no masculinizan su lenguaje).

En una sociedad dicotómica como la del ser humano en la que todo se separa en binomios (hombre/mujer, bueno/malo, izquierdas/derechas, creyente/ateo) parece inconcebible que haya sujetos que no se parapeten tras una las dos opciones de todos esos binomios posibles que te ofrece la vida cotidiana y por los que te obliga a tomar partido. La pluma gay o la masculinidad lesbiana (en tiempos se intentó llamar “martillo” pero el modismo no prosperó) del mismo modo que la hipermasculinidad del hombre heterosexual y la hiperfeminidad de la mujer heterosexual no son siempre indicativos de la orientación sexual del sujeto: son roles de género tallados en el inconsciente colectivo a lo largo de los siglos acerca de qué es lo que convierte en hombre a un varón y qué lo que hace lo propio con una mujer.

Estos roles de género, estos supuestos comportamientos de lo que debe ser un hombre o una mujer limitan, tanto a heterosexuales como a homosexuales, el comportamiento y la libertad individual. Gracias a ellos, cuando un adolescente, sea del sexo que sea, se descubre sintiendo distinto a la norma imperante asume que su rol entonces será el contrario. ¿Por qué? Porque probablemente a su alrededor no tenga referentes que le hagan ver que lo suyo es una orientación más de las muchas que hay y que no tiene que adscribirse necesariamente a los roles dados por la sociedad en la que vive. Es más, esos roles están tan interiorizados que, probablemente, no haya nadie que le diga lo perjudiciales que pueden ser. Incluso para el niño heterosexual que va de machote desde los cuatro años y que, probablemente, será un consumado machista treinta años después.

A pesar de los avances que el colectivo LGBT está alcanzando en la sociedad occidental se siguen buscando explicaciones al por qué de una sexualidad distinta a la heterosexual. Quizá si comenzáramos a separar sexualidad de procreación (con permiso de esa secta con sede en Roma) empezaríamos a entender que no es tan complicado. Siempre he defendido que el ser humano es un ser sexual y que es su socialización, su desarrollo, su educación y, ¿por qué no?, algo no identificado en su interior lo que le inclina a un lado o a otro de esta dicotomía de orientaciones sexuales. Sin embargo esto no explicaría por qué hay tantas personas (y, creedme, son muchas más que ese exiguo 10% de la población) que oscilan de un lado a otro de la famosa escala de Kinsey. Ni tampoco explicarían por qué hay muchas personas que, tras una vida de heterosexuales convencidos, a determinada edad se empiezan a relacionar sexual y afectivamente con individuos de su mismo sexo (¿homosexualidad reprimida? No siempre).

Si nosotros mismos seguimos empeñados en interiorizar la diferencia como algo negativo, como algo de “¿qué se le va a hacer?”, todos esos empeñados en hacernos la vida imposible seguirán encontrando motivos para nuestra persecución (sea esta física o moral). Yo hace mucho que me paso los roles de género por el arco del triunfo, ¿y tú?



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


0
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión y compártela con los demás.


Hola, estoy muy de acuerdo contigo en lo que cuentas, de hecho yo mismo he colgado la traduccion de ese artículo que apareció en el Pais de ayer, con unos comentarios posteriores. Aún somos pasto de etiquetajes y prejuicios que no acaban de desaparecer, fomentados como están, por la lepra mental de las religiosidades y la ignorancia pura y dura. Saludos
Por madpajoven - 26/01/2011 0:02

sep, si que es estupido ver de que manera en la cual se catalogan fisicamente aun gay o a una lesbiana!!! Hay como en todos lados gays con porte de varon, y lesbianas que se pasan de femeninas... Pero sin lugar a duda eso no define la preferencia interior... " fachas vemos, preferencias no sabemos"
Por key - 26/01/2011 0:26

Muy deacuerdo contigo.
Por alexis18 - 26/01/2011 0:53

En mi opnión, ambos sexos al nacer les atrae lo mismo la carne que el pescado (osea, nada). Luego ya por una serie de factores, mientras que a algunos les va atrayendo un tipo de personas desde pequeño, irán definiendo la condición sexual que tendrán posteriormente. Incluso me atrevería a decir de casos que en principio les atraia otra cosa y al ir en la adolescencia evolucionando mayormente su cuerpo la revolución de hormonas ha hecho que acaben siendo bi.
Por alexis18 - 26/01/2011 1:00

totalmente de acuerdo... me he dado cuenta de cosas que ignoraba
Por jhonyfun - 26/01/2011 2:59

Recordad a los antiguos guerreros espartanos. Aquellos hombres criados y adiestrados en cuarteles desde su más tierna infancia eran el ejército profesional más terrible de Grecia, capaz de derrotar a la poderosa armada ateniense (Batalla de Egospótamos, 405 a.C.). Y esos fieros guerreros consideraban que aquellos que no tenían relaciones sexuales con sus superiores masculinos eran -y cito la palabra que emplean los historiadores griegos- "Amariconados" (la palabra en griego es μαλακός).

Es una clara muestra de que la relación entre identidad de género y orientación sexual que existe en la cultura occidental es solo nuestra, y nunca ha sido una concepción universal. Aún yo misma he tenido que discutir con chicas lesbianas que son incapaces de concebir que yo sea transexual y lesbiana. Para muchos es muy difícil separar, como bien dice el artículo, el tocino de la velocidad.

Por vera-niobe - 26/01/2011 8:29

Se me hace irresponsable e idiota buscarle soluciones tan burdas y simples a situaciones tan extremadamente complejas como es la sexualidad.

aunque tengo la misma creencia que tu, como es normal nos hacemos la idea de que debemos permanecer a algun "bando" establecido en vez de darle a nuestra sexualidad e identidad de genero la independencia que necesitan.

Por railodso - 27/01/2011 1:27

Vaya... es bueno saber que hay mucha gente que se da cuenta de esto.

Estoy de acuerdo con lo que mencionas... desgraciadamente al ser este tema poco conversado, mucha gente (hetero y homo) no comprender la diferencia entre ser gay y querer cambiar de genero...

Desafortunamente, los medios de comunicacion como la TV siguen confundienso esos terminos, es nuestro menester demostrar lo contrario

Por karloazriel - 27/01/2011 2:16

¿es que tenemos que seguir catalogando todo?.
ese es una de los mayores errores de esta nuestra sociedad de mierda.
vasta ya de tanta gilipollez,cada uno es como es y punto.
ya desde la biblia se cataloga como bueno(Abel) y malo(Cain).(en este caso es distinto creo yo ,porque aqui solo hubo un asesinato por justicia,la biblia tilda de embidioso a cain solo porque mato al hijo prodigo,tal vez si no le hubieran etiquetado esto no habria pasado,porque no hay bueno ni malo,solo diferentes)

Por pua - 27/01/2011 13:03

yo creo que cada uno es como es y hay que respertar a todo el mundo sea como sea, mas femenina , mas masculino , yo pienso que no tiene nada que ver,importan los sentimientos y en lo que cada cual se encuentre mas feliz , aunque a veces es bastante dificil.VIVE Y DEJA VIVIR
Por lapometa - 27/01/2011 18:53

Es curios que se hagan estudios acerca de porqué "nos volvemos" ó nacemos gay...o qué factores geneticos, biologicos, sociales o la fregada, "convierten" a una persona en gay o lesbiana....Ý ¿porqué no hacen estudios para saber xq a un hombre le gusta una mujer y viceversa? Ah! ..xq eso es, como dicen aquí...lo "normal"....ya avanzarán los tiempos y al er en retrospectiva, se extrañarán de que se le diera tanta imoprtancia a ésto.
Por kik-e - 11/02/2011 7:55

pero hay personas que tienen miedo al demostrar que son gays por que temen aque los puedan insultar poresa razon se tienen que ocultar
Por u_u - 10/03/2011 16:59

soy como soy,me siento comodo.lamento los ke discrepan de su orientacion sexual.amigos kereros tal como sois,el mejor cariño es el de uno mismo,saludos
Por chato - 24/03/2011 22:59

es dificil vivir en un mundo donde la gente te discrimina por tu sexualidad sin enbargo no c da cuenta d que juzgan sin conocer para esa gente q es asi superen los tiempos
Por angelkas - 27/04/2011 17:50

Chapó. Cuando escuche las tipicas preguntitas absurdas les pasaré este enlace.
Por steff07 - 01/05/2011 17:26


Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.